Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies
LJNM/LJNM_W30.jpg
LJNM/_MG_5117.jpg
LJNM/IMG_96282.jpg
LJNM/IMG_8334.jpg
LJNM/IMG_29962.jpg
LJNM/antimissaris.jpg
LJNM/g5.jpg
LJNM/g4.JPG
LJNM/g3.jpg
LJNM/g1.jpg
Barcelona, 12 de julio de 2018

“Cuanta más gente lo haga, mejor: el objetivo es cambiar la industria”. Así concluyó su intervención Marisa Selfa, directora general de Ecoalf en Los Jueves del Negocio de la Moda que se celebró el 12 de julio en Barcelona. La ejecutiva, que ha trabajado en grupos como Levi Strauss, Adidas, Timberland o National Geographic, analizó cuan contaminante es la industria de la moda.

 

Selfa explicó que Ecoalf no nació para crear una marca nueva sostenible, sino de “la frustración de querer hacer moda sin destruir el planeta”. La directiva recordó que 500 millones de bolsas de plástico son usadas cada año, aunque cada una tiene 30 minutos de vida útil, y que cada año terminan 200.000 millones de botellas de plástico de los océanos.

 

La ejecutiva señaló que cuando se puso en marcha Ecoalf, “no sólo se quiso comprar materiales reciclados, sino ir al origen del problema”. En este sentido, la compañía puso en marcha el proyecto Upcycling the Ocean en España y Tailandia para recoger los residuos plásticos del mar, con los que luego Ecoalf elabora materia prima.

 

En este sentido, la empresa  recicla el PET de las botellas para hacer hilo, además de trabaja también con redes de pesca, neumáticos, posos de café y algodón y lana post industrial. “Para el tejido de una chaqueta, por ejemplo, utilizamos ochenta botellas”, explicó.

 

Selfa lanzó al aire unos cuantos pensamientos, como que la industria de la moda es la segunda más contaminante, sólo superada por la del petróleo; que se están agotando los recursos naturales; que el modelo de retail actual no es sostenible; que ser sostenible va más allá de lanzar una colección cápsula, o que los hábitos de consumo están cambiando.

 

Por último, la ejecutiva planteó a los asistentes cuestiones cómo “¿realmente el mundo necesita tantas marcas haciendo lo mismo?” O, reflexiones cómo: “Todos queremos crecer a nivel digital, ¿en serio tiene lógica que te envíen un libro en avión, con la caja, la bolsa…?” “No tengo la fórmula, pero para mí menos es más”, concluyó Selfa.

Partners
Impulsan
Patrocinan
Colaboran
UbicaciĆ³n

Espacio Mood Malasaña

C/ Corredera Baja de San Pablo, 8

28004, Madrid

 

Hotel Regina

C/ Bergara, 4

08002, Barcelona